01 abril 2013

Jabón de argán y barros del mar muerto

En menos de un mes nos quedamos sin él (y nos ha vuelto a pasar casi sin darnos cuenta), así que ya lo tenemos de nuevo, con un diseño renovado, pero con los mismos ingredientes de lujo.


Lo hemos diseñado especialmente para nosotras. Para el cuidado facial o para todo el cuerpo.


¿Y por qué? 
Por su suave espuma, su aroma floral y un diseño muy simple. Su contenido en argán y las combinación de aceites esenciales los hemos escogido por su capacidad para regenerar la piel, ayudando a recuperar daños de la piel relacionados con la edad, lesiones de la piel o el clima.


¿Qué lo hace tan especial?
Pues el lujo de ingredientes que hemos incluído en su formulación. Recorriendo un pequeño trazado desde la península ibérica, donde conviven olivas*, naranjas, lavanda y castañas*. Cruzamos el estrecho para ir hasta Marruecos, de donde procede el aceite de argán*; continuamos hasta el sureste africano, donde la resina de incienso* es extraída del árbol Boswellia carterii, que se cultiva de forma salvaje. Y por último seguimos hasta oriente próximo, para recoger los famosos barros del Mar Muerto. Sin olvidarnos de nuestros imprescindibles aceites de coco* y mantecas de karité* y cacao*.
* Ingredientes de agricultura ecológica.

Pastilla de 100g, aprox: 4€  


Y para terminar hidratando la piel... Crema facial de argán y coenzima Q10, el kit perfecto.

No hay comentarios :

Publicar un comentario